(Inicio-Mi Biografía)                                             Historias Verdaderas, Trágicas e Innecesarias de Suicidios entre Jóvenes Gay                                                                                  

 

La Historia del Suicidio de Un Joven Gay - Robbie Kirkland

"A lo mejor me he ido, pero espero que no me olviden.  Recuérdeme."*


1982 - 1997

por Doreen Cudnik**

¿Por qué Robbie Kirkland Tuvo Que Morir?

Durante las horas de la madrugada del Jueves 2 de enero [de 1997] Robbie Kirkland, de catorce años de edad, caminó a través de la recámara  de su hermana Claudia y subió las escaleras hasta el ático. Él había entrado a la recámara de su padre a principios de ese mismo día, donde encontró la llave de la cerradura de la pistola de su padre. Antes de irse con la pistola y algunas municiones, él regreso las llaves exactamente donde él las había encontrado.

A solas con su secreto y la pistola cargada, Robbie decidió de una vez por todas poner fin a la vida que le causó tanta tristeza y confusión. Al apretar el gatillo, el razonó, pararía la agitación que sentía adentro. Él ya no tendría que mantener su secreto mas. Robbie Kirkland se había cansado de ser diferente. Él era gay, y en la mente de Robbie Kirkland, la muerte le parecía la opción más fácil.

"Robbie fue muy cariñoso, un muchacho dulce", dijo su madre Leslie Sadasivan, una enfermera que vive en el suburbio afluente de Cleveland [Ohio, EEUU] en Strongsville con su esposo, el Dr. Peter Sadasivan, su hija Alexandra de cuatro años de edad, hasta la muerte de Robbie. Ella recordó a su único hijo como un muchacho muy inteligente que era un buen escritor y un lector ávido. "Él escribió hermosas poesías . . . él era un hijo muy simpático y amoroso."

Enseñado Diversidad en La Casa
Mientras ella estaba embarazada de Robbie, el matrimonio de Leslie con su primer marido, el agente del FBI John Kirkland, estaba en serios problemas. Ella tenía un embarazo difícil y casi perdió al bebé (abortó natural). Sin embargo, con su fe firme para sustentarla, ella perseveró, y el 22 de febrero 1982 entregó a un bebé sano por la sección cesariana. "Debido a que mi matrimonio estaba sufriendo en ese momento, me sentí como Robbie fue el regalo de Dios para mí. Vi a este niño como parte de la razón para seguir adelante, yo tenía que . . . había este pequeño bebé indefenso."
Ella se divorció de Kirkland, poco después del nacimiento de Robbie. Cuando Robbie tenía dos años, se casó con su segundo marido, Peter Sedasivan.  Robbie parecía aceptar a su padrastro y desarrolló una relación cercana con el paso de los años.

Robbie y sus hermanas mayores Danielle y Claudia se criaron en una casa muy religiosa, pero abierta y tolerante. (Danielle está actualmente [en 1997] en la universidad, y Claudia ahora [en 1997] vive en la casa de su padre, en Lakewood, donde Robbie estaba de visita la noche en que murió.) Debido a sus profundas convicciones religiosas y porque su esposo era de la India, Leslie enseñó a sus hijos a respetar a la gente de todas las razas y nacionalidades. Esta apreciación de la diversidad incluyendo a los gays y las lesbianas. Ella recordó un momento en que ella contrató a una pareja de lesbianas para poner papel pintado en su casa. "Recuerdo diciéndoles a mis hijos, 'Ahora, a lo mejor las verán a ellas dándose una a la otra un abrazo o un beso, y eso está bien'."

 

Mensajes Contradictorios Desde El Mundo Exterior
Mientras que Robbie tenía tantos mensajes positivos dados a el en su casa, al mismo tiempo el estaba recibiendo mensajes contradictorios del mundo exterior. Él aprendió a una edad muy joven que, a diferencia de su madre, no todo el mundo pensaban que ser diferente era una buena cosa.

La fe juega un papel importante en la determinación de cómo Leslie Sadasivan crió a sus hijos. Un devoto católico, llevo a sus hijos con ella a la Iglesia San Juan Neumann, una gran parroquia suburbana que fue inaugurada el mismo año en que nació Robbie. Ella involucró a todos en actividades juveniles de la iglesia, y consideró que las colegiaturas que fueron pagadas para proporcionar a sus hijos una educación católica como una inversión en su futuro. "Lo vi como una forma de protegerlos y darles la mejor educación", dijo. "Yo también quería que fueran criados como católicos, porque creo en la Iglesia. Yo no creo en todo lo que dice la Iglesia, pero encuentro mi consuelo y espiritualidad en la Iglesia. Yo quería que mis hijos tuvieran esa base."

C
uando Robbie estaba en el tercer grado en la escuela St. Joseph's en Strongsville, pidió ser transferido a otra escuela. Le dijo a su madre que los otros niños se burlaban de él. Comenzó el cuarto grado en Incarnate Word Academy, la escuela en la que su hermana Danielle ya estaba asistiendo. Cuando se acercaba a su último año en Incarnate Word, Robbie parecía prosperar académicamente así como socialmente. Se hizo amigos y sirvió en el consejo de estudiantes.

Pero la poesía que escribió reflejaba una profunda desesperación y la sensación de aislamiento que iba mucho más allá de los problemas de la mayoría de los muchachos de doce años.  Aunque mientras Leslie sabia del acosos verbal de su hijo ella no sabia que el sufrió algunas veces violencia física, un poema escrito por Robbie en 1994 parece ser un relato muy frío de un asalto:

Trato de pararme y caminar
Me caigo al suelo duro, frío.
Los otros miran y se ríen de mi situación
La sangre vierte de mi nariz, yo no soy un bonito espectáculo
Trato de pararme de nuevo, pero me caigo
A los otros que yo llamo
Pero no me importan . . .

Cuando Robbie entró en el octavo grado en Incarnate Word, parecía, por lo menos en la superficie, estar sobreviviendo en todas las dificultades que acompañan a la adolescencia. Debajo de la superficie, sin embargo, Robbie había comenzado la búsqueda de respuestas a las insistentes preguntas sobre su sexualidad.

Explorando La Internet
El 29 de enero de 1996, Robbie escribió una carta a su amiga Jenine, una chica que conoció en El Campamento de Christopher (Camp Christopher), un campo de verano en Bath, Ohio, bajo de la responsabilidad de la diócesis de Cleveland. Robbie dijo Jenine la razón por qué otros muchachos se burlaban de él, e indicó que era muy consciente del precio que tiene que pagar por ser diferente.

"Te diré por qué la gente se burlaban de mí", escribió. "Como tu ves, yo hablo diferente. . . Tengo un ligero ceceo (el sonido [s] son sustituidas por /θ/ [o como una /d/ fricativa o el segundo d en dedo]) y estoy un poco pues, terrible en los deportes. Entonces la gente (como sólo unas pocas personas) me han llamado gay. No están hablando en serio.  Si estuvieran, yo sería golpeado por ellos antes ya. De veras, todos en nuestra escuela son homofóbicos (incluyéndome)."

En la misma carta, Robbie hablaba sobre su nuevo pasatiempo, el servicio de Internet de America Online (AOL). "Me encanta AOL. Lo que más me gusta hacer es conversar en Chat". Los padres de Robbie habían comprado una computadora para la Navidad de 1995, dando a Robbie el acceso al Internet, un salvavidas para muchos jóvenes gays y lesbianas. Como la mayoría de los muchachos adolescentes, independientemente de su orientación sexual, Robbie encontró su camino a través del ciberespacio directamente a los sitios porno.

Un día, mientras estaba en la computadora con su hija de cuatro años de edad, Peter Sadasivan [su padrastro] estaba escandalizado cuando las imágenes de hombres desnudos aparecieron en la pantalla. Robbie admitió bajar las fotos, pero dijo a su madre una complicada historia de ser "chantajeado" como una manera de explicar. "En este momento, yo no sospechaba que era gay, porque él estaba diciendo que este hombre lo chantajeó. El lloraba mientras me contaba esta historia," dijo Leslie.

Primer Intento de Suicidio
Si era la vergüenza que sentía por el descubrimiento de las imágenes descargadas, su continua batalla con la depresión, o que estaba realmente en una situación insuperable relacionada con su uso del Internet, durante los próximos meses, Robbie comenzó a hundirse cada vez más en la desesperación. El 24 de febrero de 1996, dos días después de su decimocuarto cumpleaños, Robbie intentó suicidarse por primera vez. Él tomó treinta cápsulas  de Tylenol (medicamento para quitar el dolor-paracetamol-nombre genérico: Acetaminofén) y se fue a dormir. En una nota de suicidio que el dejó en aquel momento, él escribió: "Encuentren lo que encuentren, yo no soy gay".

Sólo Robbie sabe lo que ocurrió en el mes desde que se escribió la carta diciendo que amaba a AOL, y la próxima carta de la fecha 26 de febrero, donde dijo a Jenine que había intentado suicidarse. Pero fuera lo que fuera, le daba miedo. Robbie escribió:

"La razón por qué yo traté de matarme fue debido a cosas que sucedieron que llenarían una novela. Yo le diré una versión abreviada: 1. Todos los días, ahora temo por mi vida. 2. Temo en-línea 3. Algo extraño está pasando con Dios y yo - No me gustan las misas de la iglesia pero aún tengo fe en Dios."
El agregó: "[números] uno y dos están conectados."

Su papá, Juan Kirkland recuerda que la situación llegó a ser definitivamente complicada tan pronto como la Internet entró en juego. "Estoy involucrado con las investigaciones de las personas que engatusan tanto chicos como chicas por medio del Internet.  Desafortunadamente, es muy común. Intenté explicar a Robbie que personas tratarán de hacer todo tipo de cosas por medio del Internet para manipularlos. Pero no se puede estar con un chico 24 horas del día."

 

Leslie comenzó lo que sería una lucha constante con su hijo acerca de su uso del Internet, y consideró cortarlo totalmente. "Desde el principio, el entró al Internet más de lo que le permitíamos. Es casi como si el fuera adicto a la computadora y al Internet", dijo ella. "Yo sabia  ahora que estaba entrando en estas salas de chat gay".

 

El 29 de marzo, alrededor de un mes después del incidente del  Tylenol, Robbie huyó de casa. "Tenía el número de alguien en línea," dijo su mamá Leslie. "Él tomó un autobús a Chicago, sino porque no era despabilado, se asustó y se entregó a la policía." Robbie había huido  menos de 24 horas cuando John Kirkland voló a Chicago para recuperarlo. Según su padre, Robbie no ofreció explicaciones racionales por sus acciones durante el viaje a la casa, pero en lugar de la verdad "dio cualquier excusa pensaba que podía salir impune." "Fue muy frustrante para nosotros", dijo John. "Creo que nos dijo lo que pensó trabajaría de manera que personas no le preguntarían acerca de las razones verdaderas".

Lentamente, Tentativamente, Saliendo del Closet
Claramente, el viaje de Robbie a Chicago  alertó a sus padres que su hijo estaba en serios problemas. Sus privilegios de usar la computadora fueron cortados, y poco después, comenzó a acudir a un terapeuta. Lentamente y tentativamente, Robbie empezó a tomar sus primeros pasos fuera del closet, y su familia comenzó a tomar sus primeros pasos hacia el entendimiento. Leslie describe su primera reacción al intento de Robbie de salir del closet como negación. "Le pregunté al terapeuta: '¿Qué está pasando aquí? ¿Está confundido?' Y el terapeuta dijo: 'No, él es gay.'" Poco a poco, Leslie se movió hacia la aceptación y pidió a el terapeuta que le recomiende algunos recursos para su hijo. "Le dije a el terapeuta, 'no me importa si mi hijo es gay - yo quiero que sea lo que Dios quiere para el .'"

El viaje de Robbie hacia el entendimiento y la aceptación de su homosexualidad no era un problema para su padre. "Yo no iba a perder a mi hijo por su sexualidad", dijo John Kirkland. "Le dije con honestidad, 'No les vas a caer bien a mucha gente debido a esto, Rob,' y él ya lo sabía. Yo le dije, 'Si estuvieras traficando con drogas, dañando a la gente, o robando a la gente, entonces tu y yo tendría grandes problemas. Pero yo no voy a tener un problema contigo sobre algo como esto, Rob. Si es lo que tu eres, es lo que tu eres.'"

 

Sus hermanas y sus padres trataron de dejarle a Robbie saber que lo amaban exactamente como era. "Sin embargo", dijo John Kirkland, "costó mucho mas trabajo para aceptarse él mismo." Leslie recordó una conversación en mayo pasado en la cual el terapeuta de Robbie le explicó que ser gay no era algo con lo que Robbie estuviera feliz. "Él dijo que Robbie sabía que esta vida iba a ser tan difícil - especialmente para sobrevivir a la adolescencia cuando tu tienes que quedar muy profundo en el closet debido a lo que dice la sociedad." "Recuerdo sentarme con él en el suelo de su cuarto. Tomé su mano y dije:" Robbie, lo siento mucho. Yo no entendía que esto no era algo con lo que se está contento". Leslie se disculpó con su hijo y le dije que lo amaba. "A partir de entonces, tuve una mejor comprensión de lo que esta lucha era para él", dijo.

Robbie Dijo No a Grupos de Apoyo
El verano pasado, entre el octavo y noveno grado, Robbie encontró una manera de volver a la Internet. Él utilizó una contraseña que pertenecía al padre de su mejor amigo, Christopher Collins, uno de los pocos compañeros al que Robbie le dijo su secreto. Al igual que la familia de Robbie, Christopher estaba abierto a las noticias. "Yo sólo lo acepté y decidí no dejar de ser su amigo por un aspecto de su personalidad", dijo Christopher.  El padre de Christopher detuvo el acceso de Robbie cuando recibió la cuenta. Robbie le pagó por el tiempo en línea y se disculpó por lo que había hecho.

 

Una vez más aislado de la computadora, Robbie comenzó a hacer llamadas a líneas telefónicas de entretenimiento gay para adultos (900 EEUU). Cuando su madre lo confrontó acerca de la cuenta del teléfono, de nuevo Robbie se disculpó. "Siempre el estaba muy apenado", dijo Leslie. "Todo lo demás en su vida había sido siempre honesto y decente - Siempre confiaba en él. Este comportamiento no era normal para él. Esta fue la única cosa en la que el sentía que tenía que mentir, porque era parte de su expresión de ser gay."

A Leslie le sugirió traer un amigo gay para hablar con Robbie, y el ofreció llevarlo a PRYSM, un grupo de apoyo para gays, lesbianas y bisexuales jóvenes. Robbie les dijo que no a las dos ideas. "Creo que estaba temeroso de ser desenmascarado," dijo Leslie.



Cultura Machista en La Preparatoria                                   
Después de graduarse del octavo grado, Leslie dejó a Robbie elegir la escuela preparatoria a la que quería asistir. Los resultados de sus exámenes fueron suficientemente bueno para  ofrecerle una beca completa para la preparatoria St. Edward High School en Lakewood, cerca de la casa de su padre. En su lugar, optó por la preparatoria St. Ignatius High School, un colegio de preparación de los jesuitas en el lado oeste, cerca de Cleveland conocida por su excelencia académica, así como su programa magnifico de fútbol americano. "El quería ser escritor, y sintió que St. Ignatius era lo mejor," dijo Leslie. Elegir Ignacio significaba también que iría a la escuela con Christopher Collins, y desde que Robbie había estado teniendo problemas, Leslie consideró que sería mejor para él estar por lo menos con un amigo. Cada día comenzaba con la rutina de mandar a los muchachos a la escuela, y Leslie y Sharon, la mama de Christopher, se turnaban haciendo la expedición de 40 minutos a la ciudad.

La hermana mayor de Robbie, Danielle es una estudiante de segundo año en la Universidad de Miami en Oxford, Ohio. Ella recordó a su instructor de estudios de la mujer, Marcie Knopf, quien salió del closet en la clase el primer día de clase, y le preguntó acerca de los recursos para Robbie. "Una de las mayores preocupaciones de Danielle era que ella había ido a una preparatoria católica para mujeres, y ella tenía la opinión de que para Robbie, entrando al noveno grado en una preparatoria católica para puro varón fue una cosa muy peligrosa y atemorizante", dijo Knopf. "Conozco la atmósfera en St. Ignatius", dijo Daniela. "Son muy homofóbicos y obsesionados por la masculinidad. Los pocos individuos que yo sabía que eran gay tuvieron que hacer realmente una declaración sobre ello para sobrevivir. Si la sexualidad de un chico se puso en duda, sería algo de mucha importancia. Yo simplemente no pensé que sería buen ambiente para Robbie."  A Danielle le preocupaba también que Robbie siempre "tenía más amigas que amigos, y él no las tendría allí."

La otra hermana de Robbie, Claudia, una estudiante en su último año en la preparatoria Magnificat High School en Rocky River, Ohio también fue muy consciente de que su hermano menor podría estar enfrentándose a ellos . Ella hizo que los muchachos de St. Ignatius que ella conocía que eran del ultimo año prometieran no acosar a Robbie. "Les dije, 'El es simpático, es sensible, no sean malo con él.'"
 


Un Desafortunado Enamoramiento         
Lamentablemente, sin embargo, Claudia no podía obligar a todos los muchachos en St. Ignatius a hacer una promesa de ser amable con su hermano, y una en particular hizo su vida miserable. "Robbie estaba enamorado de un muchacho que era un atleta, un jugador de fútbol americano", dijo su madre. "Este chico no era gay, y este chico se burlaba de él." Según Claudia, Robbie sabía que no debía decirle a este muchacho acerca de su enamoramiento. "Él nunca dijo realmente mucho acerca de este asunto", "Me dijo que estaba enamorado de este chico, pero dijo que sabía que no podía decirle ni hacer nada al respecto". El indicó que sabía que tenía frente a sí mismo unos cuatro largos años cuando le dijo a Claudia: "Sabes, es difícil ser gay en St. Ignatius."

Además de Christopher, Robbie les había dicho a otros dos muchachos en St. Ignatius que él era gay. Las noticias tienden a viajar en cualquier preparatoria. 

Rechazado Por La Iglesia Católica
La familia siguió involucrada en el proceso para que Robbie saliera del closet, leyendo los libros que habían sido recomendados por Knopf. Se pusieron en contacto con recursos para los jóvenes gays y lesbianas y sus familias en el área de Cleveland, y planearon la búsqueda de una iglesia que aceptara a Robbie tal como era. Robbie había comenzado a expresar su descontento con la Iglesia católica. Si o no estaba consciente que el Catecismo de la Iglesia Católica había declarado sus deseos "intrínsecamente desordenados" y "contrario al derecho natural", él entendía claramente que él no fue aceptado en la manera que él era. "Unos meses antes de morir", recordó su madre que  Robbie dijo: '¿Tengo que ir a la iglesia?  La Iglesia Católica no me aceptan, ¿Por qué debo ir a ella?'  En ese momento le dije: 'Robbie, podemos encontrar una iglesia que te acepte, está bien, podemos ir a una iglesia diferente.' Pero de todas maneras el todavía fue conmigo a La Iglesia Católica con un poco de protesta al final."
 

En noviembre pasado [1996], Robbie firmó un contrato para el servicio de Prodigy Internet utilizando la cuenta de cheques del banco y la licencia de conducir de su madre. Leslie se enteró de lo que hizo el lunes antes de Navidad. Una semana después, el 30 de diciembre, ella y el terapeuta de Robbie le hablaron sobre entrar en PRYSM (un grupo de apoyo para gays) de nuevo, y por primera vez, Robbie estaba de acuerdo. "Fue como él dijo, 'Bueno, mamá finalmente va a obligarme a ir a PRYSM'".  El terapeuta también le dijo a Leslie que, mientras tanto, ella debe poner cerraduras en la puerta de la sala de cómputo y "tratar a Robbie como un niño de dos años."

A principios de diciembre, Leslie también le había acompañado a Robbie con un psiquiatra que también era gay. "Me alegré de que era gay", dijo Leslie del médico. "Pensé que podría ser un excelente modelo para Robbie". El médico le recetó Zoloft, un antidepresivo que toma alrededor de cuatro a seis semanas al empezar a tener efecto.


Leslie dijo que ella se lamentaba de que las cosas simplemente parecían suceder un poco demasiado tarde para salvar a su hijo. Robbie habría asistido a su primera reunión de PRYSM al mediodía del sábado 4 de enero [1997], pero dos días antes, él estaba muerto.  Ese día Robbie fue enterrado, Leslie tuvo que cancelar al cerrajero que iba a instalar la cerradura en la puerta de la sala de cómputo.


Llamados a Salvar a Otros Muchachos
Sin ser capaz de salvar a su propio hijo, Leslie se sintió "llamada por Dios" para llegar a otros muchachos como él.  El día del velorio de su hijo, el Padre James Lewis de St. Ignatius habló con Leslie en la funeraria. "Le mencioné a él acerca de que Robbie era gay. Dije, 'Tienes que ayudar a estos chicos - usted sabe que hay otros Robbies en su escuela.'" El estuvo de acuerdo en que había otros estudiantes gay. Le dije: 'Por favor, dígales a los que no son amables con los muchachos gay que cambien y aprendan a ser agradables y sensibles. Dígales a los que ya son agradables que hacen la obra de Dios.'  Él sólo me escuchó, y dijo que la escuela enseña a sus estudiantes a ser agradables a todas las personas." También ella pidió al padre Christopher F. Esmurdoc, un pastor asociado de la Iglesia de San Juan Neumann, dijera que Robbie era gay y ofrecer un elogio que hablaría de la importancia de ser tolerante con los gay y lesbianas. Por cualquier razón, el no lo hizo.

En las semanas siguientes, Leslie comenzó el largo y doloroso proceso de juntar las piezas del rompecabezas que podría explicar lo que había sucedido para llevar a su hijo al limite. Se pregunta si las cosas a lo mejor pudieran haber sido diferentes si ella hubiera entrado al cuarto de Robbie antes de su muerte. En su lugar, siguiendo el consejo del terapeuta, ella estaba tratando de respetar la privacidad de su hijo. "Me hubiera encontrado la nota de suicidio. Me hubiera enterado del grado que el estaba obsesionado con este muchacho." El terapeuta de Robbie le contó a ella cómo él había dicho que el proceso de superar el enamoramiento por el muchacho había "dejado un vacío en su corazón." "Pero en verdad," dijo su madre, "el no estaba terminado con este muchacho."

Leslie estaba afligida aún más cuando Christopher le dijo acerca de algunos rumores que habían estado circulando en el campus de St. Ignatius. Uno de ellos fue que el muchacho del que Robbie estaba enamorado les decía a otros estudiantes que Robbie había escrito "Fuck You" (Jódete) a él en su nota de suicidio.  "Este muchacho nunca incluso vio la nota," dijo Leslie. El mensaje que Robbie en realidad dejó para este muchacho fue: "Tu me has causado mucho dolor, pero ¡Caray!, el amor duele. Espero que tengas una vida maravillosa."

Leslie llamó a la madre del muchacho para averiguar si había algo de verdad a otro rumor que Robbie había hablado con su hijo por teléfono a las 3:00 de la mañana el día que murió. "La madre tenía miedo de que si saliera que Robbie fue enamorado con su hijo, arruinaría su reputación - que si los otros muchachos lo sabían, entonces a lo mejor podrían pensar que su hijo era gay. Su preocupación era que su hijo sería percibido como gay y sería objeto de burla y ridículo.  Le dije a esta mujer, 'Por favor, acabo de enterrar a mi hijo. Por favor no me grite a mí'. "


St. Ignatius Rechazó La Idea de Tener Una Plática Sobre La Homosexualidad       
Con la esperanza de tener alguna bondad viene la muerte de Robbie, Leslie habló con Rory Henessy, quien está a cargo de la disciplina en St. Ignatius, y el director de la escuela, Richard Clark. "Le dije al señor Henessy lo mismo que le dije a Padre Lewis en la funeraria - que hay otros Robbies en su escuela. Le dije que el terapeuta de Robbie se ofreció a hablar con la escuela. Le dije que vendría también a leer algo sobre la vida de Robbie y el ser gay." La escuela declinó cortésmente las ofertas de Leslie, y el director Clark reiteró que "el mensaje de la escuela es la bondad y la tolerancia." Él también dijo que St. Ignatius está planeando hacer una misa que se centrará en la cuestión del suicidio.

"Lo gracioso de todo esto", dijo Leslie, es que Robbie habría querido quedarse en el closet." "Lo veo riéndose de mí, diciendo:" Oh, mamá, esta es mi mamá - siempre tratando de ayudar a la gente." "No soy una persona pública, pero me gustaría leer en un altavoz si ayudaría a un niño por ahí", agregó. Leslie no siente rencor hacia la escuela o la iglesia, y sólo quiere cosas buenas para salir de esta tragedia.

"Yo, sus hermanas, su padre, y su padrastro, todos sentimos que esto es una terrible tragedia que tenemos que vivir sin él por el resto de nuestras vidas. Creemos que hay todos estos otros Robbies en el mundo, y si podemos ayudar de alguna manera sólo a uno de ellos. No sólo los Robbies, pero las personas que tratan a los Robbies mal. Si podemos ayudar de alguna manera, entonces nos sentimos llamados por Dios para hacerlo. Esto es difícil para mí, porque no soy una persona que se expresa bien. Soy sólo una mamá que ama a su hijo."

John Kirkland es igualmente apasionado al contar la historia de su hijo, y con el tiempo, tiene planes de llegar a ser activo en PRYSM o P-FLAG***. "Yo le diría a cualquier padre o madre que pueda alcanzar que lo intenté, y todavía perdí a mi hijo, y es algo que va a lastimarme todos los días para el resto de mi vida. Ustedes pueden perderlos de otras maneras también.  Va a lastimar igual de mucho, tanto si pierden a su hijo porque le enajenan a el como me lastimaba porque mi hijo se suicidó.  Tal vez ustedes no lo piensen ahora, pero créanme que va a dolerles lo mismo. Y un día van a despertar y se darán cuenta que: Perder ese niño o niña pequeño que yo criaba.  Yo los perdí porque yo no los podía aceptarlos.  ¿Vale la pena eso?"

. . . . . . . . . . . . .

* "A lo mejor me he ido, pero espero que no me olviden. Recuérdeme." (Por Robbie Kirkland) - Este es lo que mi hijo gay de 14 años escribió en un poema y en su nota de suicidio. Espero que al escribir sobre él, su vida breve, no sólo por recordar, pero célebre también. Leslie, la mamá de Robbie.  Para contactar con Leslie, su dirección e-mail es: LGJPowell@aol.com 
 

** Doreen Cudnik, Gay People's Chronicle

 

*** PFLAG en Los Estados Unidos de América es una organización nacional y un grupo de apoyo para padres, amigos y familiares de gays y lesbianas. En España, la organización análoga se llama AMPGIL - Asociación de Madres y Padres de Gays y Lesbianas.



Traducido por Gary Lynn Holloway y Guillermo de la Rosa González 


Clic Aquí o Aquí para ver esta misma página en inglés.

Para visitar el sitio Web de Leslie (el cual es dedicado a su hijo Robbie Kirkland), clic Aqui.
 


Clic Aqui para leer "Retrato del Suicidio de Un Hijo Bisexual - La Historia de Bill Clayton"


Clic Aquí para leer "Cómo Aceptar La Identidad Gay y Lograr Fortaleza" 

 

Haga Clic Aquí para ¿Qué Es Lo Que Los Papás de Adolescentes Lesbianas y Gay (LGBTC) Necesitan Saber Sobre El Suicidio?
¿Cuáles son Las Señales de Advertencia?

-

Un Relato Corto de Jóvenes Gay ♂♂
Dios Me Hizo Así por Grant Bentley - La Iglesia esta causando mucha confusión a Zack. Su nuevo pastor no predica nada sino odio y la condenación de gays y de lesbianas, pero no importa como cuidadosamente el lee su Biblia, no puede encontrar donde dice que Dios le odia a el. ¿Cambiarán las cosas cuando el novio de Zack, Billy sugiere que todos se vayan a su iglesia en su lugar?  Clic aqui o en la imagen para leer el relato.

.  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  . 

Haga clic Aquí para leer Días de Silencio por Viv o Aquí para leer mas Relatos de Amor de Adolescentes Gay 

 


Haga Clic para ir a - Un Suicidio Trágico, Desgarrador e Innecesario
                            
Oraciones para Bobby/Oraciones por Bobby/Plegarias para Bobby/Plegarias por Bobby:
                            Una Madre Asimila el Suicidio de Su Hijo Homosexual - La Historia de Bobby Griffith

Haga Clic para ir a La Página Inicial de La Homosexualidad No Es Ni Una Elección Ni Un Pecado - Tabla de Contenidos


Haga Clic para ir a:

El Mensaje Cruel y Estúpido de la Iglesia Católica Romana y los Cristianos Conservadores para Una Persona Gay es:
Estas Solo, Vives Solo y Mueres Solo

 


Haga Clic para ir a La Pagina Inicial de Gary Lynn 

 


 

Green Web Hosting! This site hosted by DreamHost.